En tiempos como estos muchos negocios están acelerando su transformación digital para poder operar eficazmente con interrupciones limitadas.

Los avances tecnológicos han permitido que cada vez más personas trabajen a distancia, desde diversos lugares y a la hora del día que más les convenga.

Dado que el gobierno anuncia que gran parte de los trabajadores del Reino Unido tendrá que teletrabajar, lejos del entorno de la oficina en la medida de lo posible, las empresas deben ser capaces de ofrecer condiciones de trabajo flexibles para soportar este cambio. Algunas empresas ya ofrecen un enfoque más flexible basado en si los empleados tienen que trabajar desde casa unos días a la semana, hacer malabares con las horas de trabajo en torno a la guardería, trabajar sobre la marcha, o si tienen como base en un país completamente diferente. Lo que resulta claro del entorno siempre cambiante al que todos nos enfrentamos ahora, es que las empresas que aún no han puesto en práctica las formas modernas de trabajo tienen más probabilidades de encontrarse con distribuciones y correr el riesgo de perder ingresos.

Los beneficios del trabajo flexible no solo pueden hacer que los trabajadores estén más contentos, sino que también pueden aumentar la eficiencia, mejorar la retención del personal y reducir la huella de carbono de la empresa. Sin embargo, para los que deseen llevar a cabo esta transición con éxito, es fundamental proporcionar una conectividad fiable y segura para que el teletrabajo pueda llevarse a cabo con eficacia. He aquí algunas consideraciones a tener en cuenta;

1. Conectividad superrápida: empresas multi-sede y globales

Una conectividad superrápida es fundamental para asegurar que todos los empleados puedan seguir trabajando de forma tan productiva como lo harían en la oficina. Esto es especialmente cierto en el caso de las empresas con múltiples sedes y de las empresas globales con empleados que trabajan en varios lugares del mundo. Mediante el uso de la conmutación de etiquetas multiprotocolo (MPLS IPVPN), las empresas con múltiples sedes pueden compartir servicios IP y datos a través de redes centrales de gran ancho de banda, lo que permite a los empleados obtener acceso mediante el uso de una red privada virtual (VPN).

2. Acceso seguro a recursos comerciales vitales

Un tercio de las empresas afirman haber sufrido una pérdida o violación de datos como resultado directo del trabajo itinerante. Por lo tanto, es esencial que haya un acceso seguro para evitar cualquier posible fallo de seguridad. En la actualidad, solo alrededor de la mitad de las empresas aplican el cifrado de datos en los dispositivos de los trabajadores remotos, lo que debe cambiar a medida que más empleados adopten el estilo de vida del teletrabajo. Recomendamos usar una VPN resistente para permitir el acceso seguro a los recursos comerciales clave como el correo electrónico y la intranet. También es importante pensar en otros dispositivos, como las tabletas y los teléfonos móviles, para garantizar que los trabajadores puedan acceder de forma segura a los recursos que necesitan con solo utilizar sus datos de acceso.

Además, la autenticación de dos factores (2FA) para los trabajadores remotos, añade una capa adicional de seguridad al proceso de autenticación de la VPN, haciendo más difícil que los atacantes accedan a los dispositivos de sus empleados y a la red corporativa.

3. Proporcionar a los empleados el equipo adecuado

La mayoría de las empresas en el Reino Unido ofrecen ahora tecnologías que permiten a los empleados teletrabajar. Las conferencias web, la mensajería instantánea y los documentos de colaboración son ahora la norma para muchos de los trabajadores remotos de hoy en día. Para que esto funcione de manera eficiente, necesitará una solución de telefonía alojada que pueda funcionar a través de Internet de manera segura, y sus empleados necesitarán un router doméstico para conectarse fácilmente a la red.

4. Acceso a la nube

Los avances en la tecnología de la nube han equipado mejor la oficina en casa, permitiendo a los trabajadores remotos tener acceso instantáneo a los datos y herramientas necesarias para llevar a cabo su trabajo de manera efectiva. Forbes informa que el 83% de las empresas estarán en la Nube en 2020, aumentando la oportunidad de que cada vez más empleados trabajen en el lugar que mejor les convenga. Con esto en mente, ofrecer un acceso flexible y seguro a la Nube puede marcar una verdadera diferencia para el futuro de su negocio sin comprometer su seguridad, telefonía, grabación de llamadas o centro de contacto. Para ello, necesitará un alojamiento de datos seguro y resistente logrado a través de servidores gestionados, y una recuperación de desastres que garantice la continuidad del servicio en caso de que se produzca una interrupción.

¿Busca mejorar su conectividad para permitir que sus empleados teletrabajen? Póngase en contacto con nosotros para ver cómo podemos ayudarle.

Más noticias

Ventas: +4 031 080 0700

Soporte: +4 031 080 0700

Envíanos un email

Para saber cómo nuestra tecnología puede transformar tu negocio, ponte en contacto